10 formas de aumentar tu nivel de energía durante el día

Aumenta tu nivel de energía

¿Te sientes entusiasmado e inspirado por la mañana sólo para encontrarte agotado por las tardes? Quizás sólo pareces animarte cuando tienes una taza de café en la mano o te las arreglas para concentrarte durante unos 30 minutos para luego estar todo el día sin hacer nada productivo.

Si tus niveles de energía fluctúan mucho entonces puede que tengas que centrarte en lograr tener un mayor equilibrio de la misma. Estos diez consejos te ayudarán:

1. Bebe mucha agua

Sí lo sé, tú has oído esto cientos de veces. Pero ¿Estas realmente haciendo eso?

Si estás un poco deshidratado entonces tendrás dificultades para concentrarte. Trata de mantener una botella de agua todo el tiempo en tu escritorio de modo que puedas fácilmente tomar un trago mientras trabajas.

2. No tomes mucha cafeína

El café, el té y los refrescos con cafeína te darán un impulso de energía a corto plazo, seguido por una recaída. Si estas confiando en la cafeína para mantenerte alerta y despierto, probablemente no estés durmiendo lo suficiente.

Pero… no reduzcas tu consumo de cafeína con demasiada rapidez o es probable que tengas un dolor de cabeza. Intenta reducirlo lentamente – si normalmente tomas seis tazas de café al día, redúcelo a cinco.

3. Come a intervalos regulares

Tu cerebro necesita combustible: si tienes hambre va a ser difícil que puedas concentrarte. También es difícil concentrarse después de una comida pesada – en lugar de hincharte a comer, come pequeñas cantidades a intervalos regulares.

Muchos nutricionistas recomiendan comer cada tres horas; esto significa tomar un refrigerio a media mañana y media tarde entre las comidas.

4. No comas bocadillos azucarados

Comer regularmente no significa llenarte de galletas o donas. La comida azucarada causa estragos en tus niveles de energía: te dan un impulso rápido seguido de un bajón.

Si tienes debilidad por el dulce, trata de comer fruta fresca en su lugar. En los días en que te provoque comer chocolate, elige las variedades oscuras (con al menos 70% de cacao) y come sólo una pequeña cantidad.

5. Toma una siesta

Aunque ésta no es una opción para muchos de nosotros, una pequeña siesta durante la tarde puede realmente aumentar tu energía. Si trabajas desde tu casa (¡o tiene un jefe muy comprensivo!) entonces trata de tomar una siesta de veinte minutos para ayudarte a superar el resto de la tarde.

Asegúrate de no dormir demasiado tiempo, en cambio trata de despertarte sintiéndote un poco atontado. Es posible que desees poner una alarma.

6. No escatimes tu sueño nocturno

Incluso si tomas una siesta durante el día, no duermas menos horas por la noche. La mayoría de nosotros necesitamos de siete a ocho horas de sueño para funcionar bien pero algunas personas necesitan más.

Es tentador dormir menos para tener más tiempo para poder realizar más cosas, pero si estás bien descansado tendrás más energía para hacerle frente a todo y conseguirás acabar con las tareas más rápido.

7. Toma descansos regulares

Nadie puede permanecer centrado en una tarea durante horas. Es necesario tomar descansos de lo que estás haciendo para mantener tus niveles de energía.

Es una buena idea alejarse del escritorio: toma un vaso de agua o ve a caminar un poco (incluso puedes dar una vuelta por los alrededores). A la hora de la comida asegúrate de tomar un descanso real del trabajo, en lugar de estar comiendo sándwiches en tu escritorio.

8. No procrastines

Tomar un descanso planeado es diferente a procrastinar (procrastinar es sinónimo de perder el tiempo). Si estás navegando por internet cuando sabes que deberías estar trabajando entonces simplemente estas poniendo resistencia a terminar una tarea.

A veces la procrastinación puede verse como un trabajo, por ejemplo: puedes que te pongas a trabajar en contestar mensajes de correo electrónico para tratar de apartar esa difícil llamada telefónica que tienes que hacer o ese informe complicado que necesitas terminar. Esto al final te hará sentir desmotivado. En su lugar haz frente a las tareas más difíciles primero – conseguirás un aumento real de tu energía.

9: Haz ejercicio

El ejercicio es bueno para ti en muchos aspectos. Uno de los beneficios de mantenerse activo es que muy probablemente obtendrás más energía.También encontraras que puedes dormir más profundamente.

10. No hagas ejercicio demasiado fuerte

Si has comenzado a ejercitarte en un gimnasio, ¡no te excedas! No tiene sentido pasarte dos horas en el gimnasio después del trabajo sólo para terminar tan agotado que terminas hundiéndote en el sofá con una bolsa de patatas fritas en vez de cocinar una comida saludable.

Para la mayoría de nosotros, treinta a cuarenta y cinco minutos de ejercicio moderado de tres a cinco veces a la semana está bien. No necesariamente tienes que hacer esto en una sola sesión diaria, en cambio podrías tener como objetivo dar un paseo a paso ligero durante unos veinte minutos en tu hora de almuerzo y después realizar un paseo en bicicleta veinte minutos en la tarde.

 

 

Fuente: 10 formas de aumentar tu nivel de energía durante el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s