Coche, móvil, seguro… la remuneración flexible crece, pero con cargo al sueldo. Expansion.com

09.04.2013 Madrid Víctor M. Osorio.

Los beneficios sociales dan paso a la remuneración flexible, más personalizada y sin coste para la empresa.

Coche, móvil, seguro... la remuneración flexible crece, pero con cargo al sueldo

El 30% de las empresas españolas ofrecen beneficios sociales a sus empleados, lo que supone un cargo a sus presupuestos de unos 1.800 millones de euros al año, según un estudio realizado por Sodexo. Se trata de un gasto difícil de mantener actualmente, lo que ha provocado la necesidad de conjugar un ahorro en esta área con mantener medidas que ayuden a motivar y a retener a los empleados.

En este contexto, cada vez toman más fuerza medidas alternativas como la remuneración flexible. “Los propios trabajadores piden y valoran cada vez más este tipo de ayudas, sobre todo los más jóvenes”, dice Margarita Álvarez, directora de Márketing y Comunicación de Adecco.

Coche de empresa

El coche de empresa como incentivo ha reducido su presencia en un año del 4% al 2% de las empresas, según un estudio de Arval, compañía de renting de BNP Paribas. “Es una partida grande y había compañías con un 30% de empleados con coche, algo insostenible ahora”, dice Margarita Álvarez, de Adecco. Además, “es fiscalmente menos atractivo”, añade Miguel Ángel Castillo, de Axis Corporate.

Formación

El gasto en formación es otro de los más recortados. “Las grandes empresas siguen haciendo esfuerzos, pero las pymes ya no pueden. Además, baja el diseño de carreras a largo plazo porque las compañías no saben si ese empleado seguirá allí dentro de 5 años”, dice Ceferí Soler, de Esade. “La formación es lo primero que se ha recortado, pero no es una buena decisión”, afirma Rocío Bonet, del IE.

Comida

“En España, hay 600.000 personas que reciben una ayuda a la comida, el 5,2% de los asalariados, mientras que en países como Francia ese porcentaje puede llegar al 40%”, sostiene Manuel Asla, de Edenred. “Es una ayuda madura que se mantiene plana”, opina Óscar Massó, de Sodexo. No hay muchas empresas que la incorporen, pero tampoco se quita entre las que ya la tienen.

Seguro médico

Entre las compañías que asumen su coste, ni crece ni decrece. En cambio, ha aumentado de su presencia en los planes de remuneración flexible: se ofrece y si el empleado lo quiere, asume su coste. Así, se evitan duplicidades, como es que tanto él como su pareja estén cubiertos doblemente por los seguros de sus respectivas empresas.

Transporte

“En el último año es una de las ayudas que mejor han funcionado y más han crecido en Madrid o Barcelona”, explica Manuel Asla, que matiza que su uso es mucho mayor en las grandes ciudades. Óscar Massó, confirma el crecimiento de este servicio, aunque siempre como retribución flexible y no para todos los empleados, porque “no tiene sentido si vives al lado del trabajo”.

Tecnología

El 45% de las compañías españolas dan a sus trabajadores dispositivos móviles, según Eurostat. Se trata de una de las partidas que menos se ha tocado, aunque ahora se mire más quién la recibe. Además, crecen los empleados que usan sus propios dispositivos para conciliar. “El PC de la empresa no te lo vas a llevar a casa, pero si usas tu portátil puedes organizar mejor tu tiempo”, dice Ceferí Soler.

Guardería

Es uno de los servicios más de moda dentro de los planes de remuneración flexible y uno de los que más dinero ahorran a los trabajadores, ya que supone un gasto mensual. “Imagina que te gastas al año 4.000 euros en este concepto. Si lo pagas con cheques guardería con cargo a tu salario bruto, te ahorrarías el porcentaje de IRPF que te haga tu empresa, ya que están exentos”, afirma Manuel Asla.

Conciliación

“Muchas de las medidas relacionadas con la conciliación, como la flexibilidad horaria, han proliferado con la crisis porque no cuestan dinero“, asegura Margarita Álvarez. En cambio, aquellas que suponen un desembolso económico han bajado, ya que la crisis ha reducido un 40% los presupuestos destinados a conciliación, según un estudio realizado en 2012 por PeopleMatters.

Bienestar

El abanico de servicios que se ofrecen dentro de los planes de remuneración flexible es cada vez mayor e incluye aspectos como gimnasio, fisioterapeuta, descuentos en ocio… “Cada vez tiene más peso lo relacionado con la búsqueda de equilibrio personal. El Mindfulness fue uno de los cursos que más éxito tuvieron el año pasado en Silicon Valley y estoy seguro de que llegará pronto a España”, dice Ceferí Soler.

Fuente: Coche, móvil, seguro… la remuneración flexible crece, pero con cargo al sueldo,Directivos.-Economía y empresa Expansión.com –

//

Anuncios
Las costumbres dentro de una misma familia tienen más fuerza que la genética en el comportamiento alimentario
  • Por MAITE ZUDAIRE
  • 2 de abril de 2013
Imagen: Cindy Funk

¿Por qué engordamos? ¿Sabemos cuánto comemos y por qué? Diversos estudios demuestran cómo las costumbres dentro de una misma familia y la influencia externa tienen más fuerza que la genética en nuestro comportamiento alimentario. Aunque los mecanismos del hambre y la saciedad son complejos y responden en gran medida a marcadores neurobiológicos, también hay que considerar que reaccionamos a distintos estímulos distintos al hambre que nos hacen engordar. El siguiente reportaje explica cuáles son estos estímulos, ofrece técnicas para no comer de más y varias ideas para controlar la ingesta.

Estímulos que nos hacen comer

Los mecanismos que regulan el hambre y la saciedad son complejos y obedecen, en general, a patrones neurobiológicos. Sin embargo, existen otros estímulos, situaciones y conductas que nos impulsan a comer, aunque no tengamos hambre. Uno de los responsables de la ingesta excesiva es “comer de manera mecánica”, sin prestar atención ni distinguir la sensación de hambre real de las ganas de comer que bien puede responder a un apetito desordenado. Otro problema que conduce a comer más de la cuenta es el “picoteo”, además del hecho de comer demasiada cantidad para las necesidades individuales del organismo.

Técnicas de autocontrol: ayudas para no comer de más

Hay nutricionistas, como María Sanabdón, que con el apoyo de una psicóloga hace un abordaje global de los problemas de la conducta alimentaria con el propósito principal de que el paciente sea consciente de los estímulos que recibe, cómo le afectan y cómo es capaz de manejarlos o qué dificultades tiene para canalizarlos.

La experta da ejemplos de distintos estímulos que hacen “comer mecánicamente”, no por hambre. Sugiere además que quien tiene el problema de comer sin hambre, debe identificar el estímulo que le conduce a ello y responder a la siguiente cuestión: ¿con qué estímulo se siente identificado? Al hecho de controlar el comportamiento alimentario afectan:

  • Estímulos internos, comer más en el trabajo por estrés o ansiedad, por aburrimiento en casa, al llegar nervioso del trabajo…
  • Estímulos externos, mientras se prepara la comida o la cena, cuando vemos la televisión, justo después de hacer la compra, si se trabaja en un bar o en una pastelería…

Llevar un diario dietético es de gran ayuda para controlar lo que se come y los sentimientos asociados a la ingesta

Desde el ámbito de la psicología alimentaria se conocen distintas técnicas que, bien aplicadas, ayudan a cambiar los hábitos o las costumbres que conducen a comer más de la cuenta o a picotear de manera continuada. Se trata, en primer lugar, de la autoobsevación: conocerse a uno mismo es el primer paso para mejorar. Este paso siempre ha de ir acompañado del autocontrol, que consiste en anotar en una hoja a modo de diario dietético todo lo que uno come a lo largo del día. Llevar un registro de los alimentos que se comen, indicando el día, la hora, el lugar y la cantidad estimada o las porciones de comida ingeridas, además de las sensaciones que acompañan a lo comido, sirve para conocer de cerca nuestros hábitos alimentarios y para identificar conductas o comportamientos erróneos. El diario de los alimentos es una ayuda de autocontrol sobre lo que se come y sobre los sentimientos que genera lo que se come.

Ideas para controlar la ingesta

Una vez identificado el problema, la nutricionista sugiere distintos planteamientos para el control de los diversos estímulos. Se trata de una serie de pautas que evitan iniciar una cadena de comportamientos contraproducentes para el control de la ingesta alimentaria, bien en cantidad de alimentos o en número de ingestas.

  • Técnica de la parada. Pararse a pensar cuál es la razón que conduce a querer comer y si de verdad se tiene hambre o es “gula”, deseo de comer, apetito desordenado. Y hacerlo antes de abrir la nevera, antes de entrar en la cocina, antes de abrir el paquete de galletas, antes de entrar en la pastelería, antes de entrar en la tienda de gominolas…
  • Técnica de sustitución. Son pautas que ayudan a evitar la sobreingesta por cantidad o número de tomas mediante la sustitución de ciertos comportamientos habituales obesogénicos por otros que beneficien el control de sus ingestas. El experto en marketing y comportamiento alimentario Brian Wansink ha comprobado en sus estudios de conducta que quienes comen delante del televisor o del ordenador comen un tercio más de cantidad debido a que “no se está concentrado en los alimentos y se come de manera inconsciente”, lo que lleva a comer de más. Hay que recordar tres reglas como método de la técnica de sustitución:
    1. Comer solo en horarios de comidas
    2. Comer solo en la mesa
    3. No mezclar actividades (ordenador, TV, lecturas…)
  • Alternativas placenteras. Consiste en identificar actividades alternativas que gusten y generen placer o tranquilidad (leer un libro, escuchar música, ver fotos, técnicas de relajación, crucigramas, hacer punto…).

Apetito y control de estímulos

El nutricionista Brian Wansink ha profundizado en esta materia y ha abordado, en sus diversas investigaciones, los distintos factores que afectan de manera notable al comportamiento alimentario: se come más cuando se deja la comida a la vista, cuando se ve, se huele o se tiene fácil acceso al alimento preferido o a los ‘caprichos’ o si se va a comprar hambriento. La compañía con la que se come también influye de manera determinante en la forma de comer hasta el punto de identificar “buenas” y “malas” compañías; al igual que comer solo puede convertirse en un problema si no se tiene voluntad o capacidad como para planificar y respetar unos menús saludables.

//

Técnicas para controlar el deseo de comer – EROSKI CONSUMER