Los seguros de vida de los autónomos desgravan

Publicado el 19 marzo, 2014 por 

Los seguros de vida de los autonomos desgravan Hace unos años, los seguros de vida de fallecimiento o invalidez tenían ventajas fiscales por el pago de primas, pero esto ha cambiado y sólo se aplica a los autónomos. Son conocidos como seguros de vida individuales de vida de riesgo y son aquellos que cubren el fallecimiento o invalidez que sea provocada por enfermedad o accidente.

Habitualmente, estos  seguros de vida se contratan por petición de las entidades financieras para facilitar que nos aprueben la solicitud de un préstamo. Pero también es muy habitual que lo contraten personas de las que dependen, económicamente, hijos, cónyuge o incluso empresas.

Para los Autónomos, es importante conocer que los seguros de vida que contraten que estén integrados en  cualquier régimen dela Seguridad Socialpodrán ser desgravados al igual que ocurre con los planes de pensiones. De esta forma, un autónomo reducirá su base imponible en determinadas circunstancias a la vez que asegura un futuro económico a aquellas personas que dependen de él.

Existen algunas condiciones para que se produzca esta desgravación, como por ejemplo, que se contemple la cobertura de fallecimiento. Si quieres contratar un seguro de vida y empezar a disfrutar hoy de las ventajas y seguridad que esta póliza tiene… con una oferta única, y si ya tienes uno… mejorartelo sin duda.

Llámanos sin compromiso al 670 527 111 (SMS, WHATSAPP, LINE…) o bien envíanos un email a andresmarin@gescobert.es

GRUPO CONCENTRA-GESCOBERT-LAPOLIZA.COM

O bien puedes enviarnos tus consultas en este formulario:

Anuncios

El cliente se come a la aseguradora

CARTAGENA
Un juzgado da la razón a un hombre al que le subieron la cuota mensual del seguro por «utilizarlo mucho»
10.03.14 – 01:02 –

A. LÓPEZ | CARTAGENA.
El cliente se come a la aseguradora

Antonio Manuel Valor, un abogado de 45 años, se llevó un buen disgusto a principios del año pasado cuando vio en su cuenta de ahorros un incremento del doble en el recibo de su seguro médico. Su condición de letrado le hizo ver que lo que había hecho la aseguradora no era justo, por eso desde aquel día está metido en los juzgados peleando porque le restituyan el precio que había acordado con la aseguradora Sanitas desde un principio.

Y tras más de un año de lucha lo consiguió. Fue el pasado 10 de febrero, cuando el Juzgado de Instrucción número dos de Cartagena emitió la sentencia en la que obligaba a la compañía de seguros a reembolsarle todo el dinero que le había cobrado durante el año pasado y éste por la subida. En este caso el cliente se comió a la aseguradora.

«La compañía me duplicó la cuota mensual porque comencé a usar el servicio médico más que en otras ocasiones. Protesté y al final el juzgado me ha dado la razón de que es injusto elevar la cuantía sin avisar, y mucho menos por usar mucho el servicio», explica Antonio Manuel Valor. Se trata de una sentencia pionera, «que seguro sentará las bases para próximos casos similares».

Este abogado tiene una minusvalía debido a una hernia discal cervical. Además, sufre de apnea del sueño, lo que le ha obligado a hacerse continuas pruebas desde el pasado año. El seguro lo contrató a través del Colegio Oficial de Abogados de Cartagena, al que está adscrito.

«Solo querían echarme»

«Sin previo aviso vi que pasaron de cobrarme 41 euros mensuales a 82. Creo que lo único que pretendían era echarme, pero no estaba dispuesto a irme así por las buenas. Enseguida puse una reclamación en la Oficina del Consumidor, pero como la empresa no está adscrita al sistema de arbitraje llegamos a juicio, donde al final todo se arregló», cuenta.

El juicio lo llevó su amigo y abogado, César Delicado. En la vista se acordó que la compañía aseguradora tenía que devolverle a Antonio Manuel Valor 404 euros, en concepto de diferencias por las subida de la cuota anual del seguro. Lo que no dice la sentencia, y es por lo que Antonio pondrá un recurso de aclaración, es que se haya establecido «una cuota fija mensual de acuerdo con el IPC Sanitario», como él solicitaba.

Según el escrito no cabe recurso alguno por parte de la aseguradora. «Espero que esto sirva de ejemplo para otros muchos casos similares que se dan en toda España», dijo este abogado.

 

FUENTE: La Verdad de Murcia.